Me complace advertir, tras bucear por la página de la Diputación Provincial de Soria, para mi sorpresa, que el libro que presenté al XXVI premio "Gerardo Diego" para autores noveles formó parte de la última selección de los quince finales que optaron al premio.

Es otra señal que me aporta un poco más de confianza en estos duros momentos de cambio en los que esos 5000 Euros así como la primera edición de una obra mía no me hubiesen venido nada mal.

Seguiré intentándolo, mientras me dejen.