Poeta, di, ¿qué haces?
- Yo celebro.
Pero lo monstruoso y lo fatal,
¿cómo es que lo soportas y cómo lo toleras?
- Yo celebro.
¿Mas cómo invocas tú
lo anónimo y todo lo indecible?
- Yo celebro.
¿Qué haces para tener derecho a ser veraz
detrás de cada máscara, con cada traje? - dime
- Yo celebro.
Mas todavía di. ¿Por qué conoces
el ímpetu y la calma, la tormenta y la estrella?
- Porque yo los celebro.


Muzot, diciembre de 1921